Manual de supervivencia para una lactancia feliz

umbilical_lactanciafeliz1

Siempre tuve muy claro que el día en que tuviese un hijo optaría por la lactancia materna. Tanto yo como mi hermana fuimos bebés de pecho, y no sé si eso puede tener algo que ver, pero la cuestión es que para mí, este tema no daba lugar a dudas. Además, no tenía la impresión de que amamantar a tu bebé fuese algo complicado, más bien al revés, estaba bastante convencida de que como era algo tan natural, la cosa tenía que ir rodada. Pues me equivoqué. Y mucho.

Mis inicios con la lactancia fueron bastante duros y difíciles, básicamente para mí, porque al menos, y eso a veces me consuela, Gala nunca tuvo que tomar suplementos ni pasó hambre. Pero claro, lo que se dice disfrutar, por mi parte más bien poco. Y en mi caso, no sólo fueron los inicios, que en general, suele ser algo bastante habitual, hasta que se consigue establecer la lactancia, más o menos a las dos semanas o un mes después de dar a luz. Yo tuve problemas prácticamente durante todo el tiempo en el que estuve dando el pecho, hasta que llevé a cabo el destete, a los nueve meses y medio. Menos grietas, creo que he tenido de todo: mastitis (hasta tres veces), obstrucciones, perlas de leche… Y claro, todas esas adversidades me llevaron a descubrir que la lactancia era algo mucho más complejo que el simple hecho de poner al bebé en la teta. Esa experiencia, prácticamente me llevó a convertirme en toda una experta en la materia. Así que he pensado que podría serle útil a futuras mamás, compartir aquellas cosas que me ayudaron a tener una lactancia más llevadera, a pesar de todas las adversidades con las que me encontré.

El primer básico es, sin duda, un sujetador de lactancia. Yo los empecé a usar durante el embarazo, cuando ya estaba de siete meses y mis sujetadores habituales empezaron a resultarme incómodos. También puede ser muy útil hacerse con algunas camisetas de lactancia, básicamente para no dejar la tripa al aire cuando das el pecho en un lugar público, pero en este caso depende de si una es más o menos pudorosa. Yo lo soy bastante así que las usé. En relación a esto, algo que me vino muy bien fue la muselina. Además de servirme para cubrirme cuando Gala estaba mamando, también la utilizaba para limpiarla cuando echaba algo de leche, o para cubrir el capazo cuando le daba el sol, incluso me servía de manta para arroparla en el cochecito. Cuando finalizó mi cuarentena, empecé a ir al gimnasio para asistir a unas clases de recuperación postparto en las que Gala venía conmigo y colocaba la muselina encima de una colchoneta para que ella estuviese tumbada mientras yo intentaba ponerme en forma.

umbilical_lactanciafeliz2umbilical_lacatanciafeliz3

Una de las cosas con la que no contaba era con tener un cojín de lactancia. He de reconocer que me parecía algo totalmente prescindible pero después de haberlo usado, lo recomiendo y mucho. Para mí fue clave para conseguir una buena postura. El cojín también se puede usar para dejar semi tumbado al bebé, a modo de hamaca. Al mes de nacer Gala, y teniendo en cuenta lo mucho que me dolía el pecho en las tomas, probé las pezoneras. La verdad es que a mí no fueron nada bien. También es cierto que no quería hacer nada que pudiese interferir en la lactancia, y al ver que no me resultaban cómodas, y a Gala tampoco, las dejamos de usar enseguida. De todas formas, tengo amigas que para ellas fueron la salvación para poder amamantar sin dolor.  Otra de las cosas que utilicé son los discos absorbentes. Como tenía problemas con las infecciones, al principio prefería mojarme la ropa y tenerme que cambiar, que ponerme los discos, pero llegó un momento en que la producción de leche se empezó a descontrolar, y ya no salía de casa sin un paquetito en el bolso. Precisamente, y relacionado con las infecciones, empecé a tomar probióticos. Mi asesora de lactancia me recomendó Lactanza, seguramente de los mejores que hay, pero su precio es bastante elevado. La dosis es una cápsula al día, que solía tomarme con el desayuno. Lo recomendable es tomarlo después de hacer el tratamiento con antibiótico, para reforzar la flora y evitar nuevas infecciones.

Y claro, no puedo obviar el artilugio por excelencia de toda madre que amamanta: el sacaleches. Yo no me lo compré hasta que empecé a tener problemas de obstrucciones. Gala fue un bebé pequeño, 2 quilos y medio y 45 centímetros, y habitualmente no me vaciaba el pecho tras las tomas, con lo que tenía que enchufarme el cacharro -algo que odiaba, por cierto- para que no se quedase la leche obstruida. Lo que pasa es que usar el sacaleches en esta situación también provoca estimular la producción, así que, en el fondo, era una pez que se mordía la cola. Al final sí que me fue muy útil en el proceso de destete.

umbilical_lactanciafeliz4

Pero al margen de artilugios y cachivaches varios, lo que realmente me ayudó a conseguir prolongar una lactancia que parecía estar destinada al fracaso fue acudir a una asesora especialista en estos temas. Sus consejos y su apoyo, fueron claves para mí. Además, es muy importante hidratarse mucho, puesto que perdemos mucha agua a través de la leche, y por supuesto, llevar una dieta equilibrada y tomar algún complemento vitamínico. Yo me quedé muy delgada durante el periodo de lactancia, de hecho, perdí un par de quilos respecto a cuando me quedé embarazada. Esto depende mucho de cada persona, pero durante los primeros seis meses de lactancia exclusiva, hay que intentar cuidarse al máximo. De todos modos, soy de las que piensa que la lactancia tiene que ser algo satisfactorio para madre e hijo y a pesar de la presión social o de los comentarios de la gente, si la cosa no funciona, no hay que sentirse culpable por abandonarla y recurrir a la lactancia artificial. Y os lo dice alguien que lo pasó francamente mal con el destete. Supongo que una es primeriza y al ser todo nuevo te afecta mucho más, pero ahora, cuando ya han pasado varios meses, veo las cosas de una manera muy distinta. Así que mucho ánimo a todas las que estáis pasando un mal momento con este tema y a disfrutar de esta etapa increíble de la vida.firma_toctocvintage

*Todas las fotos son de toctocvintage excepto la del cojín de lactancia y la muselina, que son de umbilicalshop.com

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s