Los primeros pasos

unnamed
Hace algo más de un mes Gala cumplió 1 año. Atrás quedan muchas emociones vividas, experiencias y aprendizajes que implica la maternidad. Nadie dijo que criar a un hijo sea tarea fácil, aunque también creo que por mucho que uno se prepare para ello, el día a día siempre te sorprende. Y también te deja fuera de juego. Y eso no es malo. Al contrario. A veces tengo la sensación de que nos esforzamos demasiado en ser los padres perfectos, y al final es mejor dejar fluir las cosas.

Y no sólo en lo que a nuestra tarea como padres se refiere sino también a la propia evolución de nuestros hijos. Al menos yo soy de las que piensa que cada niño tiene sus ritmos y que nosotros les tenemos que acompañar y en ningún caso forzar. Y aquí me gustaría poner el ejemplo de cómo Gala ha empezado a andar. Estas pasadas Navidades han sido muy intensas en cuanto a cambios en su desarrollo se refiere. Por un lado, hemos y estamos aún sufriendo las molestias de la dentición. Hasta el momento le habían salido 4 dientes y casi ni se había enterado pero en esta segunda fase la cosa está siendo más compleja: culito muy irritado, deposiciones muy sueltas, pérdida de apetito, y lo más difícil de llevar, mal carácter, lloros y problemas para descansar. Vamos, un bonito cocktail. Acabamos de empezar con homeopatia para aliviar esos problemas y la cosa ha mejorado bastante.

umbilical_primerospasosgala_toctocvintage2unnamed(2)

Por otro lado, Gala ya ha empezado a dar sus primeros pasos. Aún no anda sola pero cogida de la mano va caminado bastante bien. No fue hasta Nochevieja que por primera vez observé que tenía ganas de soltarse. Lo cierto es que hasta ese día cuando la ponías de pie y la ayudabas a andar, se tiraba al suelo y prefería el gateo. Yo para eso siempre he considerado que tenía que ser ella la que quisiera por sí sola caminar y tampoco me he empecinado en que lo consiga antes. No tenemos ningún andador en casa, aunque estamos pensando en hacernos con algún carrito con ruedas para que lo arrastre. Ahora mismo lo que más le apetece es estar de pie y dar pasos y el cochecito cada vez le gusta menos. Cosa que nos deja bastante agotados, y la espalda, ni os cuento…

unnamed(3)unnamed(4)

Una de las cuestiones que genera cierta controversia, es el tema del calzado. Por un lado, existe la teoría que lo mejor es que el bebé aprenda a andar descalzo y por otra, la que nos aconsejó nuestra pediatra, es que lleven un zapato con suela y puente cuando ya empiecen a ponerse de pie por sí solos, porque de esta forma ganan estabilidad y sus caderas no se resienten. Al final, decidimos que usara calzado, y más allá de si es peor o mejor, vemos que Gala va mucho más cómoda con zapatos que sin ellos, sobretodo a la hora de tener un mejor apoyo.

unnamed(5)

El hecho de andar antes o después no es algo que me parezca importante. Al final, todos los bebés acaban caminado, no? Dejemos que marquen ellos el ritmo.unnamed

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s