Aprender a ser mamá

El 6 de diciembre de 2014 nació Gala, mi primera hija. Desde entonces, como os podéis imaginar, mi vida ha cambiado por completo. Y no sólo me refiero a dormir menos por las noches -aunque ese punto ahora mismo está bastante controlado-, sino sobretodo a cómo la maternidad ha influido en mi día a día en general y en mi perspectiva respecto a lo que me rodea. Tengo 36 años, soy periodista, y en la actualidad, soy madre a tiempo completo. Me considero una afortunada por no estar perdiéndome nada de esta etapa tan bonita pero a la vez tan exigente, y es un regalo todas las experiencias que voy acumulando.

sardinesromper_umbilicalFoto: umbilicalshop.com

unnamed(1) unnamed(2)Personalmente, la maternidad está siendo un aprendizaje. Por muchos manuales que hayas leído, por mucho que te hayan contado, es un mundo por descubrir. Y creo que cada madre debe experimentarlo por sí misma, porque nadie mejor que ella sabe que es lo mejor para sus hijos. Por eso, cuando decidí escribir sobre cuestiones relacionadas con la maternidad en mi blog, siempre tuve claro que me limitaría a explicar mis vivencias y en ningún caso daría consejos o instrucciones (a no ser que me lo pidiese algún lector, claro) porque lo que a una le funciona, a otra no le sirve para nada.

La maternidad tiene sus momentos duros. Eso es así. Y hay que estar preparada para ellos. Es totalmente lógico verse a veces superada por la situación, sobretodo al principio, pero lo importante es no sentirse culpable y asumir que forma parte del proceso.

SoniacarritoFoto: Na Sua Lua

Gala1 SoniaembarazoFoto: María Cano (Keisy & Rocky

unnamed(3) unnamed(4)No me gustan los estereotipos, y esa tendencia a encasillar que está a la orden del día. Cada madre es diferente y elige criar a sus hijos como mejor considere. Así que cuando surgió la posibilidad de colaborar con el blog de Umbilical, tuve claro que seguiría fiel a mis principios y de la misma manera que hago en mi blog, me limitaré a descubriros algunos de los momentos y situaciones que me está deparando la aventura de ser madre, además de plantear algunos temas relacionados con el embarazo y la crianza, que muchas veces son motivo de debate. Por poner un ejemplo, decidimos junto a mi pareja no ponerle pendientes a Gala, algo que causó cierta tristeza a sus abuelas, e incomprensión entre algunos familiares y amigos. Consideramos que agujerear sus orejas era algo totalmente innecesario, y que respondía a una cuestión de género, con lo que esperaríamos a que ella lo pidiera cuando fuera más mayor. Muchísima gente cuando la ve por la calle cree que es un niño porque no lleva pendientes. Yo me lo tomo con filosofía, y hasta me hace gracia.

Os espero cada dos meses en este espacio que me ha cedido Inma en su inspirador blog. No hace falta que os diga que es un honor para mí y que me siento súper agradecida de ser una ‘mamá Umbilical’.

* Todas las fotos, excepto las marcadas en el pie de foto, son de toctocvintage ^_^

toctocvintage_umbilical

Anuncios

Un comentario en “Aprender a ser mamá

  1. Me ha hecho gracia lo de los pendientes, yo tampoco se los he puesto a Carmen y como además la visto un poco unisex es muy muy frecuente que la confundan con un niño. Hasta ella cuando se ha mirado al espejo ha dicho: un nene… a veces por aquello de no sentir que la confundo le pongo una horquillita en el flequillo como seña de identidad de género jajajaja

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s